300x250---Boleto-gratuito-ESCOLAR-1

Condenaron a un hombre por entrar a la casa de una mujer en Lastenia y amenazarla delante de sus hijos

Con la intervención de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I del MPF, Marcos Santiago Monteros fue sentenciado a la pena de seis años y ocho meses de prisión efectiva por el delito de robo agravado con arma no secuestrada.

Policiales 29/12/2023 W Saya W Saya
09807aec-46ac-403f-ba7d-0d9ec8be0e5b

El Ministerio Público Fiscal a través de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, a cargo de Diego López Ávila, logró que se condene a Marcos Santiago Monteros por el delito de robo agravado con arma no secuestrada.

La pretensión punitiva del MPF fue de nueve años de prisión y en su alegato de cierre el fiscal López Ávila manifestó: “Si debiéramos poner un título al caso sería simplemente: Estás choreada, dame la plata o te mato a vos y a tus hijos, pues en definitiva representó los condimentos del hecho. Con la utilización del arma de fuego por parte del encartado Monteros, se evidenció la aptitud para aumentar su poder ofensivo e intensificar el grado de intimidación sufrido por la víctima por el temor que le generó encontrarse frente a un arma de fuego, lo que a su vez incidió para que no opusiera resistencia y que el acusado se llevara sus pertenencias. En cuanto a la naturaleza del delito, se invadió un ámbito de privacidad como es la vivienda donde se supone que toda persona se siente resguardada de la acción de terceras personas. Por ello, repito que se ejerció un plus de violencia desmedido hacia la víctima y sus niños pequeños que debe ser considerado como una causal de agravación del injusto específicamente tipificado en orden a los bienes en juego”.

Luego de cinco jornadas de debate oral y público (única etapa), el juez Guillermo Taylor resolvió la pena de seis años y ocho meses de prisión efectiva más accesorias legales.

La teoría del caso

El hecho ocurrió el viernes 28 de abril del corriente año, a las 00:50 horas, en la localidad de Lastenia en calle 7 de Mayo, primera cuadra, cuando la víctima se encontraba descansando en su domicilio sola junto a sus tres hijos menores de edad (de 11, de 6 y de 4 años). Junto a dos sujetos no identificados (que lo aguardaban afuera), Monteros se hizo presente en el lugar e ingresó a la vivienda, trepando por la tapia para así ingresar al fondo.

Una vez allí, se dirigió hacia una puerta que se encontraba cerrada, la abrió e ingresó a un pasillo de la casa portando en sus manos un arma de fuego y cuando fue sorprendido en el interior, Monteros gritó: “Estás choreada, estás choreada, dame la plata o te mato a vos y a tus hijos”.

Mientras la tironeaba de los pelos, apuntándole con el arma de fuego en la cabeza, la llevó a los empujones hacia la habitación en donde dormían sus hijos menores. A continuación, la obligó a que se agachara de rodillas (mientras le apuntaba con el elemento intimidante), exigiéndole que le entregue plata, luego le apoyó el arma en la cabeza al hijo (que dormía), para finalmente levantar de un mueble tres teléfonos celulares y la suma de $31.500 que sacó de la billetera, para posteriormente darse a la fuga del lugar con los elementos de la víctima en su poder con rumbo desconocido, previo a dejarla encerrada en su habitación.

Te puede interesar